Robertone y el Almería imparables

El futbolista de nuestra ciudad fue parte del once inicial del elenco español que milita en la Segunda División. En este caso, fue triunfo para la escuadra del ex Salto Grande por 3 a 1 sobre el Tenerife. Lucas Robertone se fue reemplazado en el segundo tiempo, además vio una tarjeta amarilla.

Sadiq es un tesoro para el Almería. El ariete nigeriano es garantía de goles y puntos y, a poco que le acompañe el resto del equipo, el Almería volverá a pelear hasta el final por estar el próximo curso en Primera. El Tenerife compitió y mantuvo el tipo durante 72 minutos. Hasta que apareció el ‘9’ del Almería para romper la igualdad y hacer añicos un partido al que el cuadro canario se agarró con uñas y dientes. Dos concesiones bastaron al delantero rojiblanco para sacarle un penalti ‘light’ a Spicic y rematar el choque con una gran definición tras una transición comandada por Curro.

Todo sucedió en tres minutos. Los que transcurrieron entre el 72 y el 75. Hasta entonces el Tenerife se había mantenido firme y fiel a sus registros defensivos (había encajado solo tres goles en seis jornadas). Aun así, no bajó los brazos el equipo de Ramis, que se encontró con un penalti a favor por una inocente mano de Centelles. Shashoua puso pimienta al tramo final del encuentro e incluso tuvo el empate a menos de diez minutos para el final, pero el capitán Fernando metió una mano salvadora que garantizó los puntos a la tropa rojiblanca.

Sipcic coronó sus 15 minutos ‘horribilis’ e introdujo un peligroso centro de Pozo en su portería cuando el partido agonizaba y liquidó un encuentro que coloca líder provisional al Almería a la espera de lo que hagan Sporting y Ponferradina.

Al Tenerife le queda el sinsabor de la derrota pero las certezas que le dejan 72 minutos muy fiables. Si mantiene el nivel, le queda mucho por decir aún al equipo de Ramis. El Almería será lo que quiera Sadiq, alma y estandarte de un equipo diseñado para ascender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.