Mariano Werner: «Los márgenes son mínimos y hay muchas cosas por aprender en la nueva modalidad»

El piloto entrerriano se refirió a la actualidad del Turismo Carretera, en la semana que puede ser definitiva el retorno de la competencia. El paranaense dio su punto de vista y habló de la nueva Copa de Oro.

Comenzando lo que «puede ser el último domingo tomando mate», según el mismo protagonista definió, Mariano Werner dialogó con Campeones. Comenzando la cuenta regresiva, transitando la semana más esperada desde que afectó la pandemia de COVID-19 al mundo del TC y con las esperanzas en alto tras las reuniones de la Asociación Corredores Turismo Carretera, el entrerriano compartió su punto de vista con los fanáticos.

Lograr imponerse en el campeonato es el objetivo máximo de Mariano, por lo que analiza desde tal punto de partida la situación tras dos competencias disputadas a principios de año y un panorama acotado, comprimido, para cerrar el torneo desde la esperada reactivación de las carreras. «Estamos esperanzados, trabajando fuerte con el equipo. Hay que ser ‘fino’, ordenado, práctico», considera el referente de Ford.

El grupo humano de trabajo será primordial, desde su modo de ver la reducción de actividad en pista con menos minutos de entrenamientos y una sola clasificación. «El equipo tiene que ser fuerte y tener buen vínculo. Los márgenes son mínimos y hay muchas cosas por aprender en la nueva modalidad», destaca el paranaense. Es que, además, lleva en su espalda la exclusión técnica en la fecha inaugural del 2020 que terminó dando como ganador a Facundo Ardusso.

LAS ÚLTIMAS CUATRO CARRERAS SERÁN LA ‘COPA DE ORO’

Siendo partícipe en una de las reuniones convocadas por la ACTC, Werner insistió en que «la idea es hacer diez carreras además de las dos de principio de año» y sostuvo que «las cuatro últimas serían la Copa de Oro».

Lo que también transita por la cabeza de Mariano Werner es la manera de recuperar lo que ha cedido en el comienzo de la temporada: «Veo que la Etapa Regular pasó a estar comprometida y tengo que recuperar puntos de la carrera en que fui desclasificado».

El compromiso en el circuito platense será clave, puesto que al menos las primeras dos carreras se realizarían allí y se analiza que antes del cierre pautado para el 20 de diciembre se retorne al «Roberto José Mouras». Por tanto, para el conjunto de trabajo de Werner la información que se recopile allí tendrá enorme valor: «Algunas de estas fechas pueden ser dobles y se estima que muchas en el circuito de La Plata. Será importantísimo funcionar bien y no parar».

Están sobre la mesa de análisis las posibilidades de hacer una prueba de dinamómetro con el auto y el motor colocado, siempre en diálogo con los responsables de chasis y motor. Todo es parte del trabajo previo «para no cometer errores y llegar bien posicionados para el circuito de La Plata», remarcó el entrerriano, que entre tanto se hizo tiempo para entrenar en Paraná con un Fórmula Renault (del equipo de su padre, José) y su kart.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.